martes, 17 de noviembre de 2015

35. New age

Texto: Michael Ende en Carpeta de apuntes
Imagen: Vladimir Kush



New Age no es un movimiento concreto. Y mucho menos hay entre bastidores –como he leído en algunos observadores excesivamente desconfiados procedentes de determinados ambientes protestantes- ciertas maquinaciones ocultas, por encargo de los cuales hasta yo mismo habría escrito mis libros. El concepto de New Age es bastante amplio y difuso e intenta abarcar el conjunto de las modernas corrientes esotéricas surgidas en todo el mundo en los últimos veinte o treinta años. Hay en ello, como siempre sucede en tales casos, mucha charlatanería, mucho espíritu exaltado y algunas cosas que, indudablemente, merecen ser consideradas seriamente. Por otro lado, en su mayor parte no es new sino que tiene su origen en el remoto saber de muchas culturas de la humanidad.

En líneas generales, todo lo que circula bajo el nombre colectivo de New Age viene a constituir un intento de abandonar una cosmovisión puramente positivista-materialista y de tender un puente hacia una imagen espiritual, o mejor dicho, integral, del mundo, con el fin de superar el ya intolerable abismo que separa el mundo del conocimiento ¿ciencias de la naturaleza? Del mundo de las verdades de la fe ¿religión?

Así, el hombre deberá entrar de nuevo en una relación viva, accesible a la experiencia y de carácter sobretodo psíquico-espiritual, con la naturaleza que lo rodea y con el cosmos. Naturaleza y cosmos no deben ser considerados solo como portadores materiales de leyes físicas y químicas sino como unidad animadas, y también espiritual, de las más diversas apariencias. Se trata, pues, de un intento de superar una cosmovisión que siguen siendo, pese a todas los pulimentos, puramente material, y de adquirir una nueva conciencia de la importancia del hombre en el mundo. Ello no debe comportar la más mínima contradicción con la religión cristiana o con cualquier otra religión monoteísta. Sino todo lo contrario.


Por lo que toca a mi posición personal en esta cuestión, tengo la decidida convicción de que, para solucionar los incurables problemas con que nos ha obsequiado el desarrollo de los tres siglos pasados, tenemos que acceder a nuevos métodos de conocimiento y a nuevas actitudes de conciencia, ya sea en el terreno social, económico o también cultural. Si no lo conseguimos por convicción propia, serán los hechos los que nos den un escarmiento. Yo no creo que se aproxime el final de la humanidad, pero se tratara de un buen sopapo que seguirá resonando en los oídos de los hombres muchos siglos mas tarde.

Por otra parte, también hay que aceptar, en estos dolores de parto de una nueva conciencia, que se produzcan partos prematuros es decir, extrañísimas sectas y curiosas esperanzas de salvación. Pero esas cosas se corregirán por si solas en el curso de la historia. En cualquier caso, son menos peligroso -fuera de pocas excepciones- que el seguir manteniendo lo que nos ha llevado al callejón sin salida actual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels