jueves, 24 de abril de 2014

Ac Ek la estrella tortuga

Imagen: códice maya



Una leyenda maya cuenta que la luna y el sol escaparon de la destrucción huyendo cubiertos con el caparazón de una tortuga; gracias a eso, la luna hizo su recorrido a salvo dentro de la concha de este animal. En los códices mayas, el sol se representa llevando el caparazón de una tortuga; la insignia de uno de los cuatro Bacabs que están colocados en los puntos cardinales para sostener los cielos es también un caparazón.

La primera imagen de una tortuga se vio en la Creación, era el "Comienzo" y, por lo tanto, una función del tiempo. En ese momento, el Dios del Maíz o Primer Padre renació de una grieta en el caparazón de una tortuga. Entonces, en este lugar de origen --el Cinturón de Orión-- los dioses hicieron un hogar para encender el primer fuego de la Creación. De hecho, a las estrellas de Orión se les identifica con piedras de ese hogar A propósito del tema, José Fernández comenta: "Orión era representada como una tortuga en el cielo, denominada Ac Ek ó "estrella tortuga" y considerada el lugar de la creación en la cosmología maya. Aparece como una constelación en forma de tortuga en los códices de París  y de Madrid, como deidad  en Kelley, como "tres piedras" o "tres estrellas" en Bonampak y en los códices de Madrid y de Dresden, y como un caparazón, o hendidura de nacimiento y renacimiento, en el códice Nuttal y en el Rollo Selden"


En el Diccionario Motul puede leerse: "Ac Ek", las estrellas que están en el signo de Géminis que, con otras, forman la figura de una tortuga. Forsteman identifica la tortuga, con el solsticio de verano explicando que este animal es de movimientos lentos y que aparenta representar al tiempo cuando parece que no se mueve el sol. Basa su teoría en el hecho de que el signo del mes maya Kayab, que es el mes en el cual el solsticio de verano tiene lugar, muestra la cara de una tortuga.

El signo para la letra A en el alfabeto de Landa es un glifo que representa una tortuga. Es clara la selección de este signo para dicho sonido ya que la tortuga es llamada Ak —aak— o Ac en maya. En los códices Dresden, Trocortesiano y Nuttall aparecen por lo menos tres especies diferentes de tortugas y es frecuente su mención en los libros del Chilam Balam. En Uxmal hay unas ruinas llamadas Casa de las Tortugas en donde a intervalos regulares alrededor de la cornisa hay figuras de este quelonio.  

Con relación a las cuevas y a la cosmología mesoamericana, Bassie-Sweet (1991, 1996) comenta que a menudo se representaba o se hacía referencia a la superficie de la tierra con una tortuga, la que --además de convivir en el agua con flores acuáticas, carrizos y juncos-- constituye una adecuada manifestación del dios viento, variante de Quetzalcoatl: fuerza creativa que convierte el agua en bruma en la boca de las cuevas, para formar nubes y lluvia y dar fertilidad a la tierra.

Lo anterior se relaciona con elementos pictóricos que describen cuevas mortuorias, mediciones astronómicas y fechas calendáricas. En su libro sobre cuevas para usos rituales, Ston eexplica que a la vez que la concha de la tortuga retrataba a una imagen terrena del planeta, sirvió para "integrar el espacio con conceptos cíclicos del tiempo". Cita además a Taube, quien demostró que la concha de tortuga a menudo se combinaba con referencias jeroglíficas al ciclo k'atun de veinte años.


Significados atribuidos a la tortuga

Símbolo de la Tierra
Conexión con el centro
Habilidades en navegación
Paciencia
Limitarse a uno mismo
Asociado con lo femenino
Poder para curar enfermedades femeninas
Respetar los límites de otros
Realizar nuevas ideas
Resguardarse psicológicamente en si mismo
Independencia
Tenacidad
Defensa no violenta

Los indios moquis estaban divididos en clanes totémicos: el clan del oso, el clan del cuervo, el clan lobo, el clan liebre y otros. Creen que los antecesores de sus clanes fueron osos, ciervos, liebres, etc.; según el clan particular al que pertenecían.  Uno de ellos es la tortuga; así que la creencia en la transmigración a la tortuga, es probablemente uno de los artículos corrientes de su fe totémica. Al matarla, se mantiene una comunicación con el otro mundo, en el cual se piensa que las almas de los difuntos están reunidas en forma de tortugas.

Es una creencia corriente la de que los espíritus de los muertos vuelven en ocasiones a sus antiguos hogares y de acuerdo con ello, los visitantes invisibles son saludados y festejados por los vivos y después "puestos en camino". En la ceremonia zuñi son traídos los difuntos a casa bajo la forma de tortugas y matarlas es la manera de devolver las almas al país de los espíritus; con el propósito de asegurar una abundante provisión de lluvias para las mieses.

"Sus otros mismos, las tortugas" son enviadas al lago sacro Kothluwalawa adonde creen que acuden las almas de los muertos. Cuando los animalitos son traídos solemnemente, los colocan en tazones con agua y hacen danzas junto a ellos hombres vestidos que personifican a dioses y diosas.

Parte de su carne es depositada en el río Kohawka junto a hileras de cuentas blancas y cuentas de turquesa como ofrenda a los dioses. Las tortugas entonces son las almas de los muertos que frecuentemente llegan del lago 

Una antigua leyenda china cuenta que allá por el año 2200 a. de C., el emperador Yu, de la dinastía Hsia, estaba inaugurando un proyecto para el control de las crecidas del río Amarillo, también conocido como río Lo, ya que sus desbordamientos suponían un azote para la agricultura y el pueblo chino. Pero aquel día, en que el emperador se encontraba junto a río Amarillo trajo la fortuna y el conocimiento a su pueblo. Pues, de repente, vio emerger de las aguas una tortuga de mar gigante con cabeza de dragón.

Este símbolo es muy auspicioso, porque la tortuga simboliza para la cultura china la longevidad, la sabiduría y la protección, pero además la cabeza de la tortuga era la de un dragón, símbolo imperial. Así que la aparición de la tortuga se interpretó como una señal del cielo.

Lo trascendental de este encuentro fue que, al contemplar con detenimiento la tortuga, descubrieron que su caparazón tenía un diseño de puntos coloreados que formaban un cuadrado. Dichos puntos formaban nueve números, cada uno de los cuales se inscribía en un pequeño cuadrado, que a su vez estaba integrado en el cuadrado completo del caparazón, en una disposición de tres sectores por tres. Lo curioso del caso es que los números sumaban un total de quince leyéndolos en cualquier sentido, horizontal, vertical o diagonal.

Los números y su disposición en el caparazón de la tortuga fueron estudiados por los sabios del momento y se trasladaron a un cuadrado que se denominó el cuadrado lo shu o cuadrado mágico que se convirtió en la base de la numerología china, la astrología, el I ching y el feng-shui. Así, por ejemplo, el sistema chino de medir el tiempo también se estableció, como el cuadrado mágico, en nueve períodos distintos, que duran veinte años, por lo que un ciclo completo comprende ciento ochenta años, cada uno de los cuales tiene asignado un número del cuadrado mágico; según el cual, este año 2001 se corresponde con el período siete. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels